Salmo 1: estudio e interpretación bíblica

¿Conoces el Salmo 1? Este poderoso texto habla de los malvados y de los justos. Dios nos muestra cómo ser una persona bienaventurada y evitar los consejos que nos alejan del camino divino. Vea las palabras del Salmo y su interpretación a continuación.

Palabras del Salmo 1


1 Bendito sea el que
que no camina junto a los malvados
ni se pone en el camino que toman los pecadores
o sentarse en compañía de los burlones,
2 sino que se deleitan en la ley del Señor,
y que medita en su ley día y noche.
3 Esa persona es como un árbol plantado junto a corrientes de agua,
que da su fruto en su momento
y cuya hoja no se marchita…
todo lo que hacen prospera.

4 ¡No así los malvados!
Son como la paja
que el viento se lleva.
5 Por lo tanto, los malvados no permanecerán en el juicio,
ni los pecadores en la asamblea de los justos.

6 Porque el Señor vigila el camino de los justos,
pero el camino de los impíos lleva a la destrucción.

Interpretación del Salmo 1

¿Conoces la diferencia entre los impíos y los justos? Los justos son los que predican la justicia divina. Por lo tanto, los impíos son aquellos insensibles e indiferentes que practican barbaridades contra los demás.

Algunos pueden decir: ¿Pero no somos todos iguales ante Dios? Todo ser humano fue hecho por Dios y creado para seguirlo. Pero hay una diferencia entre el que vive según la voluntad y la palabra de Dios y el que se opone al desafío de los deseos del creador. Dios mismo nos lo dice a través del Salmo 1.

Significado de los versos del Salmo 1

Verso 1

Los que no siguen el consejo de los malvados son los que no se dejan moldear por las normas mundanas y pecaminosas, para no dejarse influir por los consejos que van en contra de la voluntad de Dios.

Todos los seres humanos son pecadores, imperfectos y están sujetos al error. Pero podemos huir del camino de los pecadores, saber que está mal y apartarnos de él.

Los que se burlan de Dios, de las cosas sagradas o incluso de otras personas, son irrespetuosos. Por lo tanto, aléjate de esas personas que sólo predican el mal y hablan mal de los demás, especialmente de los que dicen cosas que van en contra de la voluntad de Dios.

Versículo 2

Cuando una persona no tiene placer en escuchar y seguir las enseñanzas de Dios, se considera que ha perdido su fe, o ha tenido una muerte espiritual. Necesitamos meditar en las palabras de Dios para encontrar consuelo y placer a través de ellas.

Tenemos que alimentarnos diariamente de la sabiduría divina para mantener viva nuestra fe y nuestro espíritu, al igual que necesitamos alimentarnos para mantener vivo nuestro cuerpo físico.

Versículo 3

¿Quién no quiere ser un árbol plantado junto a corrientes de agua y que nunca se marchita? Esta es una metáfora que muestra que quien está cerca de Dios, nutriéndose de su sabiduría divina, siempre dará frutos, a su debido tiempo.

Dios se lo da a los justos, a los que le aman, a los que defienden sus enseñanzas y disfrutan viviendo según la voluntad divina.

Versículo 4

Es importante señalar que no todas las plantas sobreviven; algunas se secan para morir. Con los malvados ocurre lo mismo. No se alimentan de la misericordia divina, se burlan de Dios y de las cosas sagradas, y no les llega agua para alimentarse. Poco a poco se van «marchitando» hasta convertirse en pajas secas.

Versículos 5 y 6

El camino de los impíos es un destino que no vale la pena. Muchos se apartan de los designios de Dios, pensando que eso no tendrá consecuencias. Pero la verdad es que Dios es Fiel, y si dice que el camino de los malvados perecerá, tarde o temprano estarán condenados.


:


Tarot 2022 gratis Tirada completa:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*