Oracion a san judas tadeo para el 28 de octubre

Oracion a san judas tadeo para el 28 de octubre

San Judas era también conocido como Tadeo y fue uno de los doce apóstoles elegidos por Jesús, tal como está escrito en el Nuevo Testamento. Era hermano de Santiago el Menor y pariente de Jesucristo. 

El 28 de octubre de cada año celebramos en la Iglesia católica su fiesta junto con la de San Simón el Zelote, apóstol. Aquí te dejamos una hermosa oración para realizar durante esta fecha tan importante en el mundo católico, puede utilizarse para pedir ayuda cuando se necesita desesperadamente.

Muchos ansían esta fecha para implorar a San Judas las fuerzas necesarias para atravesar algún problema.

Una de las causas más comunes por las que se invoca a San Judas es la curación de enfermedades, pero también se sabe que ayuda a quienes carecen de empleo o sufren dificultades económicas.

Si este es tu caso y tienes en mente una petición en especial, coloca toda tu fe en este día y recita una poderosa oración a a san judas tadeo para que el santo de las causas perdidas te escuche.

“Mi noble, gran patrón y amigo. Haz que mi fe en ti no decaiga, porque favorezco enormemente tus obras. Por favor, mira la situación por la que estoy pasando. No permitas que me hunda. Ayúdame a salir de ella de la forma que mejor te parezca. Y poder alcanzar la paz y la tranquilidad para seguir creyendo fielmente en San Judas Tadeo y nuestro salvador Jesús. Que nos guarda donde vamos y nos protege cuando nos deterioramos, escuchándonos siempre, favoreciéndonos y bendiciéndonos. Por favor, intercede por mí. Haz uso de ese privilegio particular que se te ha concedido para llevar esperanza, consuelo y ayuda donde más se necesitan.

San Judas, ayúdame a estar siempre abierto a la presencia tranquilizadora de Dios. Ven en mi ayuda en esta gran necesidad para que pueda recibir el consuelo y la ayuda del cielo mientras trabajo en mis desafíos, particularmente (haz aquí una petición especial tuya). Pido a Dios que esté contigo y con todos los santos por siempre. Solo tú me das esperanza, San Judas, ante la pérdida y el dolor. Prometo, bendito San Judas, tener siempre presente este gran favor, honrarte siempre como mi especial y poderoso patrono, y fomentar con gratitud la devoción hacia ti. Nunca olvidaré tus gracias y los favores que me obtienes y haré todo lo posible por difundir la devoción hacia ti. Quédate a mi lado, San Judas, para que pueda confiar siempre en tu cuidado.

Gracias, San Judas, por ser una fuente de profunda esperanza y por llevar mis peticiones a Dios. Que así sea, Amén.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*