Angeles de la guarda 11 señales de que velan por ti

señales del ángel de la guarda

Un ángel de la guarda te protege y te guía a través de las dificultades y el maravilloso camino de la vida.

Algunas personas buscan el consejo o la dirección de sus ángeles de la guarda para tomar decisiones difíciles en la vida. Otros ven las bendiciones de sus ángeles de la guarda en los acontecimientos cotidianos.

Cada alma tiene un ángel de la guarda, pero hay muchos que no se dan cuenta. Esto se debe a que no saben qué buscar para ver la presencia de su ángel de la guarda.

Los ángeles de la guarda pueden venir a nosotros de muchas formas. A veces son las almas de los seres queridos o miembros de la familia que han pasado a la otra vida. Otras veces, pueden ser simplemente espíritus divinos que vigilan el camino de uno.

No todas estas formas son visibles. Pero se puede observar la presencia de un ángel de la guarda en lo que podrían parecer signos o acontecimientos ordinarios.

Los ángeles guardianes no tienen que manifestarse en forma angélica completa para que su presencia sea vista. En cambio, un ángel de la guarda puede llamar tu atención sobre un mensaje importante.

O puede tener sensaciones que le indiquen que su ángel está cerca. Aquí hay 11 señales que puedes buscar para ver la presencia de tu ángel de la guarda.

Destellos de luz:

A veces los ángeles de la guarda señalan su presencia a través de la luz. Estas luces pueden aparecer como destellos sin una fuente directa. O pueden ser un destello de luz solar que incide en una ventana. Las luces tampoco tendrán siempre la forma de un destello obvio. Pueden ser destellos de luz que se ven con el rabillo del ojo.

También pueden ser suaves destellos en la luz del sol que entra por una ventana. Las luces parpadeantes en la oscuridad también pueden ser señales de que tu ángel de la guarda está cerca.

Como seres etéreos, los ángeles de la guarda pueden dar a conocer su presencia en el mundo físico a través de elementos naturales como la luz.

Señales y mensajes indirectos:

luz de un ángel

La luz es sólo una de las formas visibles que los ángeles de la guarda pueden utilizar para señalar su presencia. Pero también pueden dirigir tu atención a señales en el mundo físico que comunican un mensaje. Una señal de este tipo puede ser una valla publicitaria o un cartel en un escaparate. Puede ser una frase o una oración que te llame la atención.

Si has estado buscando orientación para una cuestión difícil, un ángel de la guarda podría sugerirte suavemente el camino correcto en forma de estas señales indirectas.

Señales terrestres:

Si alguna vez has visto una nube que parece un ángel, puede haber sido tu ángel de la guarda. Los ángeles de la guarda pueden manifestarse a través de signos terrenales. Estas señales pueden incluir nubes, arco iris o tropezar con una delicada pluma blanca. Puede que ni siquiera veas una forma, sino que sientas la presencia del ángel al contemplar la belleza de la naturaleza. Para sentir la presencia del ángel, sólo tienes que concentrarte en la señal terrestre y escuchar tu alma. Si sientes calor o una suave paz que te invade, entonces tu ángel de la guarda se está acercando.

Mira los ojos de los bebés y las mascotas:

bebé niño

Los bebés y los animales conservan la capacidad de ver más allá de lo que aceptamos como realidad cotidiana. Puede que hayas visto a un bebé mirando algo que no puedes ver y riéndose.

O puede que veas a tu perro mirando lo que parece no ser nada y moviendo la cola. Como los bebés y los animales no han sido entrenados para distinguir claramente entre lo «real» y lo «irreal», son capaces de ver la presencia divina. Observando a los bebés y a los animales y sus reacciones, puedes percibir a un ángel de la guarda sin ser capaz de verlo tú mismo.

Sonidos Suaves:

Además de las señales visuales, un ángel de la guarda también puede comunicar la presencia divina a través del sonido.

Algunas personas informan que escuchan un suave zumbido en los oídos. Este es el ángel de la guarda cantando su amor por ti en las ondas. Como los ángeles no tienen los mismos receptores sensoriales que los humanos, a veces este zumbido puede ser demasiado débil o demasiado fuerte.

Si ese es el caso, puedes hablar en voz alta a tu ángel de la guarda para pedirle que sea más fuerte o más silencioso. Los ángeles escucharán tus súplicas y ajustarán el volumen en consecuencia.

Cánticos celestiales:

ángel que vela por ti

Los coros de ángeles cantan en los cielos, pero a veces los humanos tienen la bendición de escuchar este canto aquí en la tierra. Aunque no sea un coro completo el que suene por los altavoces, algunas personas pueden escuchar fragmentos fugaces de este canto celestial.

Si alguna vez te ha parecido escuchar un canto y luego te das cuenta de que no hay nada, puede ser que hayas sido bendecido con el canto de tus ángeles de la guarda.

Voces suaves y dulces:

En la época anterior a la psiquiatría moderna, oír voces no siempre se consideraba un signo de perturbación mental. Escuchar voces que aportan paz y calidez al alma no es algo que deba temerse. Un ángel de la guarda puede hablar a la persona bajo su protección con una voz suave o con dulces susurros. Si oyes a tu ángel de la guarda, tómate un momento para disfrutar de su presencia.

Intenta hablarle, a través de una oración interna o incluso en voz alta. Se trata de un momento de conexión divina que no todo el mundo tiene la suerte de tener, por lo que no debe descartarse.

Pensamientos no hablados:

pensamiento de la mujer

Si alguna vez has tenido un pensamiento que parecía salir de la nada o era el tipo de pensamiento que normalmente no pensarías, podría ser tu ángel de la guarda tratando de comunicarse. Los ángeles de la guarda pueden guiarte por la vida a través de canales psíquicos.

Pueden utilizar sus poderes no corporales para enviarte los pensamientos que necesitas para tomar las decisiones correctas en la vida. Estos pensamientos también pueden ser simples actos de tranquilidad. La contemplación te permitirá entrar en tu alma y sentir la presencia divina en tus pensamientos.

Aromas relajantes increíbles:

Los ángeles de la guarda pueden dar a conocer su presencia a través de todos los sentidos de la percepción humana. Esto incluye el sentido del olfato. Si percibes un olor suave y floral o crees que hueles a perfume, podría ser tu ángel de la guarda.

Cualquier fragancia agradable que te invada y no parezca tener un origen reconocible puede ser una señal de tu ángel de la guarda.

Suaves sensaciones de hormigueo:

cielo

¿Has experimentado alguna vez una repentina sensación de hormigueo mientras simplemente pensabas en otra cosa? Podría ser tu ángel de la guarda acariciando tu cabeza o rozándote con una mano de bendición.

Estas sensaciones de hormigueo no son lo mismo que los pelos de los brazos o el cuello erizados por el miedo. Cuando un ángel de la guarda te pasa la mano por encima, la sensación de hormigueo será de calor o una sensación ligera y refrescante. Se sentirá tan relajante como una brisa suave o el toque de una madre. Los ángeles de la guarda pueden mostrar su afecto y señalar su presencia a veces a través de los sentidos táctiles.

Intervención divina:

Hay momentos en la vida en los que una persona escapa por poco de lo que podría haber sido un acontecimiento fatal. Estos acontecimientos aparentemente no milagrosos son algo a lo que hay que prestar atención. Puede ser algo como salir de casa dos minutos más tarde y evitar un terrible accidente de coche gracias al retraso. O puede ser la llegada de lo que parece una mala noticia pero que luego resulta ser algo bueno.

Muchas personas toman estos pequeños acontecimientos como señales de buena suerte.

Pero en realidad son señales de que tu ángel de la guarda interviene para protegerte. La intervención divina es una señal segura de tu ángel de la guarda. Incluso sin señales perceptibles, tu ángel de la guarda puede hacer notar su presencia manteniéndote alejado del peligro.

Estas diversas señales pueden ayudarte a notar la presencia de tu ángel de la guarda. Pero tu ángel de la guarda siempre está contigo, pase lo que pase. Si no lo has notado antes, es porque debes aprender a qué prestar atención.

Al observar los pequeños detalles de la vida, empezarás a notar la presencia divina en todos los aspectos de tu vida. Y mientras lo haces, asegúrate de dar las gracias a tu ángel de la guarda. Esto hará que la preciosa conexión sea mucho más fuerte.

Tarot del amor: el Oráculo de Cupido | Descubre tu futuro sentimental

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*