Como proteger mi negocio de las envidias

Como proteger mi negocio de las envidias

Como proteger mi negocio de las envidias, la brujería y la maldad.

La envidia es uno de los males que más pueden dañar a una persona o a un negocio.

Si nosotros tenemos un negocio, empresa o local y más o menos nos funciona bien siempre solicitaremos envidia y rabia por parte de personas de baja calaña moral y espiritual.

Un trabajo de magia negra y brujería demoniaca está a la orden del día por pura rabia.

Este potente amuleto que vamos a fabricar no sólo nos protegerá como un escudo sagrado celestial sino que además vamos a hacer que toda esa negatividad del bajo astral vaya hacia esas personas malvadas y lo paguen caro.

San marcos 3 7, 7-8 A“:
“El que busca el mal para los demás el mal le quemará por dentro”;

Materiales que necesitamos para nuestro amuleto de protección de negocio:

  • – 1 Cruz de caravaca pequeña de plata.
  • – 1 Caracola mediana.
  • – 1 Cuenco de madera.
  • –  Agua bendita.
  • – Ruda seca.
  • – Salvia.
  • – 7 granos de pimienta negra.
  • – Sal gorda.
  • – 2 gotas de vinagre de romero.
  • – 4 velas blancas.
Como proteger mi negocio de las envidias

Como proteger mi negocio de las envidias

Cómo crear nuestro amuleto para proteger nuestro negocio eficazmente:

Primeramente debemos conseguir un cuento de madera grande, una caracola de tamaño mediano y una Cruz de Caravaca pequeña de plata.

Introducimos la cruz de Caravaca dentro de la caracola y a su vez la caracola dentro de un cuento de madera.
A continuación echamos dentro del cuenco agua mineral, salvia, ruda, los 7 granos de pimienta negra, sal gorda y 2 gotas de vinagre de romero.

Todos estos elementos limpiarán nuestro amuleto protector y lo cargarán energéticamente.

Lo dejamos así durante 20 minutos. Pasados 20 minutos echaremos agua bendita y encenderemos una vela blanca que colocaremos al lado del cuenco. Después de encender la vela rezaremos un Padre Nuestro.

A la mañana siguiente, cambiamos la vela, ponemos otra blanca y volvemos a rezar un Padre Nuestro.

Al tercer día repetiremos el mismo proceso, cambiaremos la vela, y rezaremos otro Padre Nuestro.

Al cuarto día cogeremos la Cruz de Caravaca y la colocaremos en la entrada de nuestro negocio, local o empresa.
Encenderemos una vela blanca y volveremos a rezar un Padre Nuestro.

Al quinto día nuestro amuleto ya estará ritualizado totalmente, y cargado energéticamente con la luz y el poder del padre celestial creador de todas las cosas.

Su efecto empezará desde ese mismo momento a proteger nuestro negocio de una forma espectacular. Ninguna maldad demoniaca lo podrá dañar y a la vez este potente escudo que hemos creado empezará a enviar toda la negatividad y la maldad hacia esas personas que nos han querido hundir el negocio.

El proceso lo debemos repetir cada seis meses con la misma Cruz de Caravaca.
Esta cruz jamás la debe tocar ningún cliente, ya que en ese mismo momento su poder de protección quedaría anulado.

Videncia profesional por teléfono Visa:

Dejar un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


*